Trabajar como redactor; ¿Plataformas o por mi cuenta?

Es cierto, trabajar como redactor es una tarea relativamente sencilla si únicamente nos centramos en la parte del teclado, pero ya nos gustaría a todos tener el trabajo y los proyectos esperando a ser atendidos encima de nuestra mesa. La realidad es que, además de redactar, también hay que salir a buscarlos, movernos y mostrarnos al mundo como una alternativa para que nos puedan encontrar y posteriormente, contratar.

Las plataformas de contenidos son una buena forma para comenzar, pero no la mejor para continuar

Si quieres vivir, las plataformas de contenidos en las que se publican proyectos no suelen ser mi recomendación estrella, más que nada porque en ellas existe lo que yo llamo la guerra de precios, donde muchas de las adjudicaciones  van para aquellos que más se prostituyen en el coste de la palabra.

Hay de todo como en todas partes, pero habiendo visto con mis propios ojos su funcionamiento, es complicado competir con alguien que, además de tener valoraciones positivas, es capaz de redactar 15 artículos de 500 palabras por 15/20 euros, ¡En 3 días! Esa persona, puede que necesite el dinero, sea el importe que sea, puede que no le importe no dormir o perder calidad de vida, pero quiero pensar que tú esperas ser compensada de mejor forma.

Puedes contemplar la idea de apoyarte en estas plataformas para captar clientes

No nos engañemos, la mayoría de personas con las que me he encontrado, utiliza estas vías para conseguir llevarse al cliente fuera del control de la propia plataforma. De esta forma ahorra en comisiones e incluso puede aumentar su tarifa si el cliente ya conoce lo que es capaz de hacer con su teclado. Tú puedes hacer lo mismo, sacarte un dinero con ellas, obtener clientes e invertirlo todo en desarrollar tu marca personal fuera.

La idea del Blog es una de mis favoritas

Desarrollar un blog, con la temática que más te guste, es siempre una de mis mejores opciones para darme a conocer. Un espacio en el que no te cueste ningún esfuerzo ni sufrimiento publicar tus creaciones, para que puedan encontrarte en la red y despertar el interés de tus visitas y convertirlas en clientes.

El blog permite que no dependas de nadie, y al igual que digo Blog, podría ser una landing o una web completa ofreciendo tus servicios, como una especie de portfolio en el que mostrar cuáles son tus habilidades y qué es lo que puedes ofrecerle a aquellos que confíen en ti.

La publi que no falte

Para poder llegar a la gente lo normal es invertir en publicidad, ya sea a gran escala o en pequeñas dosis, contar con plataformas como Google AdWords podría allanarte el camino. Para eso necesitas simplemente ese blog que tanto me gusta recomendarte, y por unos euros, aparecerás en miles de resultados de búsqueda, lo que hará que muchos entren a conocerte.

Mi recomendación: Céntrate en desarrollar tu marca personal a través de un portfolio como un Blog, y si quieres y te lo puedes permitir, cuenta con las plataformas como un medio de apoyo y financiación extra, nada más. Por si te interesa, aquí tienes un par de referencias donde podrás ofrecer tus habilidades de redacción:

  • Freelancer. Tiene membresía gratuita y de pago, cuanto más pagues más guapo te pondrán de cara a la empresa que busca un perfil como el tuyo. Puedes pujar por los proyectos y ganar reputación.
  • LowPost. Aquí te registras como redactor, evalúan tu nivel de escritura y te van ofreciendo los proyectos que salen. Tienes que ser rápido y estar pendiente de ser de los primeros en aceptar.

 

Imagen

Copywriter, ex- futbolista en el recreo, ex- yonki del amor y ex-tremadamente feo! Apasionado de la gastronomía, el marketing y la redacción. Colaboro con diferentes agencias de contenidos en España.