Razones para no prostituirse a un euro como redactor de contenidos

Hay muchas otras formas para competir por un lugar en la redacción de contenidos

Hola querid@, hoy tengo el placer y la oportunidad de encontrar un pequeño hueco, sin que se enteren en la oficina, de terminar de editar y publicar esta pequeña gran segunda parte de aquella entrada titulada: Consejos para empezar como redactor de contenidos, donde procuraba ofrecerte algunos de mis planteamientos sobre cómo adentrarse con éxito en este apasionante mundo del redactor de contenidos.

Pues bien, ahora tocaremos una pequeña fibra sensible, un punto en el que muchos no están de acuerdo; Razones para no prostituirse a un euro como redactor de contenidos. He querido emplear este término porque, con todos mis respetos y asumiendo que esto sucede en cualquier campo o sector, ofrecer nuestros servicios de forma alarmantemente agresiva podría generar un efecto contrario al esperado.

¿Por qué no debo vender un post a un euro?

Porque esto ya lo hacen. Simple y llanamente por que América ya fue descubierta y no vas a conseguir otra cosa que no sea agobiarte, eso en el caso de que tengas suerte y visibilidad, donde comenzarán a saturarte de pedidos que, una vez analizado el tiempo invertido, no compensarán en absoluto. Ni en dinero ni en horas dedicadas. Te convertirás en un redactor de contenidos frustrado.

Los defensores de este tipo de prácticas dirán que así generan competencia, que conseguirán llamar la atención de clientes potenciales y lo más importante, tendrán algo que les ayudará a llegar a fin de mes.

Cierto todo, pero a base de planteamientos totalmente equivocados. ¿A quién le amarga un dulce por pequeño que sea? Bien, vayamos paso a paso hablando de todos esos puntos y razones, vayamos despedazándolos a base de argumentos lógicos.

La competencia: Permite competir por precio, pero también por muchos otros factores

Supongamos que BMW, Mercedes y Audi tienen casi todo el mercado de automóviles de gama alta accesibles a una buena parte de la clase media-alta de la sociedad. Ahora tú con tu marca “Pepito” quieres hacerte un hueco en ese segmento, quieres quitarles porcentajes de venta y añadirlos a tu cuenta de resultados. ¿Qué harías?

Si ofreces un vehículo de prestaciones similares a un precio mucho más bajo, ¿Tendrás clientes? ¡Al principio claro! Pero, ¿A qué precio?, ¿Podrás asumir el salario de empleados y mantener el coste de mantenimiento tanto de la calidad de los componentes como del servicio que ofrecen?

Estas empresas cuentan con miles de profesionales dedicados 24 horas a establecer planes de marketing y financieros para garantizar su futuro (Ojo, y no siempre lo consiguen), para conseguir no quebrar y adelantarse a venideros movimientos. ¿Crees que tu técnica de prostitución lowcost romperá todos esos años y años de formación académica? Pues eso.

¿Qué otros factores influyen en la competencia?

Calidad, rendimiento, prestaciones, clase, imagen, estatus social, confianza, tranquilidad y un largo etcétera son los que hacen que cuando pienses en Mercedes, tu inconsciente impida compararlo con un Ford Fiesta.

Son segmentos diferentes, con clientes diferentes y prestaciones completamente diferentes. Te puede gustar o no, pero es así. Ahora, ¿Qué es lo que quieres hacer tú? Romper el mercado es una opción, pero haz como hace Volkswagen, por ejemplo, no bajes el precio, acércate en prestaciones y fiabilidad a los grandes y véndelo con publicidad y tu imagen.

Tendrás clientes y pagarán por ello si saben que es bueno. Son ejemplos, a otro nivel, pero creo que sirven para enfocarte en tu objetivo. Y créeme cuando te digo que reventar el mercado, sin avales ni garantías de que lo vas a poder mantener, es el suicidio más repetido y absurdo actualmente. Las razones para no prostituirse a un euro como redactor de contenidos son sencillas y obviamente subjetivas, pero creo que realmente eficaces.

Despertar el interés en clientes potenciales pasa por ofrecer algo que sume en sus proyectos

Aquí el menda tiene un par de blogs arrancando, he buscado opciones con redactores de todos los perfiles y debo de ser esa clase de tío al que no le sale una derecha. La mayoría, prostituidos en el mercado ofreciendo sus servicios de redacción de contenidos a un euro, luego no son capaces de cumplir con la planificación que ellos mismos han aceptado y la calidad de los textos… omitámosla.

Y, por otra parte, los super profesionales, aquellos que son médicos, publicistas, periodistas, maestros y astronautas de marte con doctorado en Harvard. Tampoco, pagar una bestialidad a mi entender tampoco garantiza el éxito.

Aporta algo que les llame la atención, muéstrales que sin necesidad de prostituirte a un euro eres capaz de superar sus expectativas. ¿Cómo? Ten un blog personal actualizado, mantente activ@, responde rápido y enseña con ejemplos lo que eres capaz de hacer. Cuando vean una figura competente, llamarán a tu puerta.

Redactar contenidos baratos para llegar a fin de mes; No te lo recomiendo.

Hablemos de un caso real. Desgraciadamente, las cosas por Venezuela no están muy bien. La gente necesita ingeniárselas para llegar a fin de mes. Por eso no es extraño entrar en plataformas como Freelancer y encontrar un alto porcentaje de venezolanos.

Personalmente he tenido la suerte de conocer algunos de ellos, los cuales hacen un trabajo formidable y de calidad, pero para llegar a ellos he tenido que conocer a otros tantos que lo único que hacen es postular a todos los proyectos que se lanzan, sin analizar qué se precisa o si pueden llegar a hacerlo. ¿Resumen? Aceptan trabajos a un euro con tal de recibir un pago que, al cambio a su moneda puede suponer la diferencia entre comer o no comer esa semana. ¿Problema? Saturación, prisas y mala calidad.

No te inventes cualidades, no te presentes a todo. Selecciona después de haber analizado tus habilidades y las que se precisan. Perfecciona tu técnica y aprende a ser un referente con referencias.

Solo así podrás competir de tú a tú en un mercado cada vez más agresivo y grande como es el de la redacción de contenidos. Se honest@ y genera confianza con tus clientes, aporta valor a su proyecto, no tengas prisas por entrar en el mercado de los BMW, ve despacio y, si tienes que poner precios atractivos, inferiores a lo que tú crees que vales, adelante, pero hazlo con cabeza.

El redactor de contenidos es un trabajo que puede darte de comer, pero te tiene que gustar. Entonces también te dará calidad de vida.

Siempre lo he dicho, prostituirse redactando contenidos a un euro siempre es debido a un motivo de necesidad. La necesidad no conduce nunca a ninguna parte si no se sabe aprovechar. Hay millones de personas que, por necesidad, decidieron probar cosas nuevas y descubrieron una nueva pasión.

La redacción de contenidos debe apasionarte, no el cliente, sino las horas y horas que dedicarás a una tarea tan entretenida como es redactar contenido. Aprenderás y disfrutarás entregando el trabajo bien hecho, pero si te lo planteas así. Si optas por el camino del lowcost agresivo, pronostico que tu estancia en esta comunidad no será superior a unos meses.

Justo el tiempo necesario para que, tanto tú como tus clientes, os deis cuenta de que esto no es lo tuyo. Ve poco a poco y observa como la constancia y la pasión permiten que entregues un trabajo de calidad y con precio justo. Confía en estas razones para no prostituirse a un euro como redactor de contenidos.

Copywriter, ex- futbolista en el recreo, ex- yonki del amor y ex-tremadamente feo! Apasionado de la gastronomía, el marketing y la redacción. Colaboro con diferentes agencias de contenidos en España.