Consejos para definir tu tarifa como redactor de contenidos

Tema espinoso donde los haya. El coste de tu trabajo solo es una medida que debes establecer y calcular tú. Te lo dice la experiencia de haber trabajado durante meses a precios realmente bajos y que no merece la pena recordar por considerarlo un error del que he aprendido mucho. Ahora bien, si dicho esfuerzo por saber qué tarifa como redactor es la más adecuada depende únicamente de ti, creo que mis consejos en el sector podrían ayudarte a tomar una decisión.

Los comienzos del redactor de contenidos, no te vengas arriba

Puede que seas un artista del teclado, un pequeño gran genio confiado en que aquello que sale de tus teclas es puro arte y merece ser pagado como corresponde, pero te aconsejo no comenzar desde el principio haciendo gala de estas habilidades y mucho menos pretender cobrar aquello que consideras justo. Suena duro, pero tiene su explicación.

Nadie te conoce, la inmensa mayoría no va a confiar en ti si no tiene un referente o medio que le haya demostrado lo bueno o buena que eres. La gente, por norma general, no suele valorarte como tú esperas, al menos en lo referente al bolsillo. Cuando se trata de pagar, muchos infravaloran y economizan su impresión para conseguir obtener el mayor beneficio posible con tus habilidades.

Sé humilde, pero no tont@; Valórate y deja que te conozcan primero.

Que sepan lo que vales, que vean con sus ojos tu potencial. Comenzar cobrando, por ejemplo, 30 euros por un artículo de 400 palabras podría suponer un obstáculo y una pérdida en competencia, porque debes saber que no eres la única persona que se dedica a esto, y ellos lo saben. Tampoco es correcto redactar ese texto por 2 euros, algo que suele pasar con frecuencia y que, desgraciadamente, es lo preferido por aquellos que no piensan en invertir en calidad, sino arriesgar con tal de ahorrar un par de euros.

Realmente, tu cliente ideal no debería ser este perfil, no deberías contar con aquellos que solo piensan en pagar lo menos posible con tal de maximizar beneficios sin pensar en la originalidad de un texto, entre muchos otros factores. Pero como es obvio, acabamos de empezar redactando y no podemos seleccionar a nuestros clientes, tenemos que escuchar a todo el mundo y después valorar la propuesta. También hay que saber decir que NO, pero eso lo trataremos en otro post.

Entonces, ¿Qué precio sería el adecuado?

Busca entre la competencia, documéntate y averigua qué es lo que ofrecen aquellos que hacen lo mismo que tú. Haz un estudio e invierte en ofrecer siempre un plus, algo que haga que la visita que has recibido a tu página prefiera contratarte a ti antes que a ellos. Es difícil, no se consigue de un día para otro, pero esto podría ayudarte a fijar, por ejemplo, a 7 euros un post de 400 palabras, un precio atractivo que ya tendrás la oportunidad de incrementar más adelante si quedan satisfechos con tu trabajo.

Calcula el tiempo que necesitas y estás dispuesta a invertir redactando

Conozco redactores que precisan de una hora para redactar un texto de 500 palabras, mientras que otros solo tardan 20 minutos. Depende de muchos factores, pero las cualidades de cada uno de nosotros son completamente diferentes, algo que no tiene por qué condicionar la calidad del propio contenido, pero que nos obliga a valorarlas antes de establecer el mismo coste que otro redactor.

Son muchos los condicionantes que influyen en la creación de una tarifa, pero mi consejo siempre será el mismo; valórate y deja que la idea de redactar contenidos a precios lowcost pase de largo, ya que de esta forma podrías terminar con un ataque de ansiedad además de ver como se reducen tus horas de sueño.

Hablamos de redactar contenidos porque es una tarea que te gusta y además quieres obtener un rendimiento económico por ello, no hablamos de someterte al mercado y dejar que te pisoteen cuando realmente vales mucho. Quiérete y acércate con unos precios competitivos y honrados, ya que es la única forma de entrar en el sector sin morir en el intento.

Vas a encontrarte con infinidad de ofertas diferentes

Nuestra iniciativa, iContenidos, parte con una premisa: acercarnos a los precios más competentes y sumar habilidades para generar contenidos de calidad, pero como redactores de contenidos independientes que somos, todos hemos trabajado con encargos ajenos a precios mucho más elevados, incluso muchos lo hacemos todavía. Con esto quiero decirte que:

  • Depende cómo enfoques tu proyecto: Si haces como nosotros aquí, tendrás que entrar al mercado con precios atractivos.
  • Depende de tu reputación: Si ya saben cómo trabajas y qué es lo que puedes ofrecer, aún quedan clientes que saben valorar y premiar tu esfuerzo.
  • Depende de cuánto quieras trabajar: Si solo dispones de un par de horas al día tendrás que calcular un precio y un esfuerzo que merezca la pena.
  • Depende de qué cliente quieras: Variedad en todo, incluso puede que prefieras escribir a bajo coste con tal de captar un mayor volumen de trabajo. (No recomendable)

Tu idea y expectativas sobre aquello que vas a hacer son las que determinan tu tarifa. Las condiciones en las que te encuentras y tu disponibilidad marcarán ese precio que estás buscando. Ahora bien, mi consejo parte de que observes a los demás y a partir de aquí, crezcas.

 

Imagen

Copywriter, ex- futbolista en el recreo, ex- yonki del amor y ex-tremadamente feo! Apasionado de la gastronomía, el marketing y la redacción. Colaboro con diferentes agencias de contenidos en España.